Se declara camposanto zona de alud que dejó 11 víctimas en vía a Alóag

12x7SW-NQh-90x67 12zQ2K-kL9-178x135 pr06dawas260315photo02(1)
El kilómetro 28 de la vía Alóag-Santo Domingo se convertirá en un camposanto que recuerde a las cinco personas atrapadas en el alud del jueves pasado y que no podrán ser rescatadas debido a los riesgos que implica realizar esas tareas. A ellos se suman seis víctimas mortales en ese sitio y otras dos en la parroquia Alluriquín.

Ayer, la fiscal Laura Machuca llegó hasta el sitio de la tragedia para constatar si era posible continuar con las labores de rescate, pero encontró una ladera mojada por las lluvias constantes en la zona, lo que aumentó el riesgo de nuevos deslizamientos.

Para evitar poner en riesgo la vida de comandos del GOE y trabajadores que han ejecutado esas labores de rescate, la funcionaria decidió suspender definitivamente la búsqueda, lo cual informó a los familiares de las víctimas que recibieron con dolor esa decisión.

Los fallecidos son tres adultos y dos niñas que viajaban en una camioneta Toyota doble cabina desde Lago Agrío hasta Esmeraldas, donde tenían planeado pasar unos días de vacaciones.

El vehículo fue arrastrado unos 750 m por la pendiente.

Telmo Betancourt, del comando de Policía del cantón Mejía, Pichincha, dijo que los uniformados que participaron de las labores de rescate “encontraron partes de un vehículo que serán sometidas a pericias, así como restos orgánicos que serán llevados al laboratorio para identificar a quiénes pertenecen”.

El alcalde de Lago Agrío, Vinicio Vega, que llegó para solidarizarse con los familiares de las víctimas, una de ellas trabajador del Municipio de ese cantón, pidió a las autoridades mayor control en la vía que une la Sierra con la Costa, para que no haya más muertes.

Manuel Chávez, funcionario de la Prefectura de Pichincha, dijo que continuamente se realizan estudios y monitoreos de esta ruta para dar seguridad y evitar deslaves. “Si se ve de dónde se desprende el talud, es imposible prever que van a suceder estos deslizamientos”, dijo.

En tanto, en Santo Domingo se inició desde ayer la identificación de sitios de alto riesgo y un censo, para evacuar de forma obligatoria a las personas que vivan en esos sitios, dijo el prefecto Geovanny Benítez. Además, en varios puntos subterráneos de la vía hay socavamientos (erosión por agua), estos serán atendidos con la colocación de plataformas. (I)

4.000 toneladas pesaría una roca que obstaculiza el paso en el km 28 de la vía Alóag-Santo Domingo.

1 desaparecido, José de la Cruz, se busca en el sector de Alluriquín, desde el pasado jueves, cuando hubo los mayores deslaves.

Testimonios

“No tengo ni una silla para sentarme”
A mi edad es difícil empezar de nuevo, tengo 65 años y una hija con discapacidad. No tengo ni una silla para sentarme, se me perdieron las gallinas y las pocas cosas que tenía. Ahora no sé qué hacer, de mi casa no quedan ni las columnas, solo dependo de la voluntad de quienes me quieran ayudar, lo perdí todo, a mi casa no puedo regresar porque me dicen que hay riesgo, solo me queda esperar a que pare de llover. Vivía con mis cuatro hijitos y uno con una nieta. Solo uno, de 28 años, trabaja de latero. Dependemos de él para comer. Rosa Arcentales.

“Mi casa se cae, el Miduvi la construyó en el barrio”
“Mi casa se cae, el Miduvi la construyó en el barrio La Libertad, con esto voy a perder la ayuda que me dio el Gobierno, es con lo único que cuento. No sé a dónde ir, en cada lluvia se me ponen los pelos de punta por no saber qué hacer.

Las piedras que caen son más grandes que uno. Necesitamos que nos digan de una vez dónde nos van a poner, cada año es lo mismo, nos evacuan, salimos, se olvidan, pasan los meses y volvemos acá, porque no hay nada concreto hasta ahora. Germán Guerrero.