Manabí y Santa Elena muestran sus áreas turísticas

LA PUNTILLA

Por :NEPTALÍ PALMAJUAN BOSCO ZAMBRANOPRISCILA DEL PEZO
Vía El Universo

Los paseos por los balnearios de agua dulce y salada, por los bosques y otras rutas turísticas, y la degustación de la gastronomía ecuatoriana son parte de las ofertas que tendrán los turistas desde hoy hasta este martes por el feriado de carnaval.

En Manabí, por ejemplo, hay más de 60 playas, 360 atractivos turísticos y una agenda de actividades variadas para los visitantes, contó Gema Cevallos, coordinadora subrogante de la zonal 4 de Turismo.

Ella dijo que Manabí tiene cerca de 20 mil habitaciones para dar hospedaje.

Entre las actividades que se pueden realizar en esta provincia constan los recorridos por museos que exponen la arqueología e historia de Manta, Portoviejo, Montecristi y Agua Blanca, esta última localidad en Puerto López.

La Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) distribuirá en este feriado a 120 agentes en las rutas La Cadena-Y de Montecristi, Jipijapa-Puerto Cayo y Ayampe-San Lorenzo (Manta), indicó José Agurto, director provincial de este organismo.

Desde ayer hasta este martes, Manta tendrá un festival de figuras de arena en la playa El Murciélago, a partir de las 10:00. Y hoy habrá un concierto en tributo a Rubén Blades.

En Portoviejo, en el sector de Las Gilces, hoy se verán también figuras de arena, desde las 10:00, y una exhibición de juegos pirotécnicos, a las 23:00.

El Bejuco, Café Color Tierra, La Guavina, La Palmares, El Caracol, en parroquia Santa Rita; Río Santos, en parroquia Ricaurte; La Poza, en Canuto; El Edén y La Anona, en Concento, son parte de las opciones que ofrece el cantón Chone, en el norte de Manabí. Aquí se desarrollarán varias actividades recreativas y artísticas.

En la provincia de Santa Elena, desde la puntilla de Salinas hasta la Rinconada, en el límite con Manabí, hay una variada oferta para quienes desean disfrutar del mar y de la gastronomía local. Así, están, por ejemplo, las playas de Chanduy, los muebles y artesanías de Atahualpa, los acantilados de Ancón, la gastronomía del Puerto de Anconcito, los miradores de cerro El Morro, La Chocolatera, El Faro y La Lobería (en Salinas), entre otros.

Estos últimos, en Salinas, son considerados propicios y seguros, dentro de la reserva Marino Costera de Santa Elena, para observar a lobos marinos.

Durante estos días, las autoridades esperan la llegada de al menos 16 mil personas (unos 4 mil por día) a esta reserva, que está bajo administración del Ministerio de Ambiente.